NUEVAS FORMAS DE GOBERNO. Cuando trabajamos en una empresa privada, nos damos cuenta que existe una Junta Directiva y un Presidente de la Empresa. Las empresas privadas cuidan mucho sus intereses. Las Juntas Directivas se van integrando con personal totalmente identificado con la empresa, con su forma de trabajar, con sus intereses. Los presidentes de las empresas llegan a ese puesto por sus méritos. Pero los presidentes no gobiernan sólos. Ellos se reúnen con su Junta Directiva y entre todos acuerdan los planes de acción y realizan seguimiento a los mismos. La junta directiva fija lineamientos que se diluyen hacia los mandos inferiores. Las empresas privadas cuidan mucho a sus clientes. Tratan de conocerles sus necesidades y satisfacerlas y darles cada día algo mas.  Las empresas privadas realizan periódicamente una planificación estratégica, durante la cual, en base a su misión y visión, analizan sus fortalezas y debilidades, así como las oportunidades y amenazas que se visualizan en el entorno o mercado que las rodea. El objetivo de ese análisis es el de mejorar mas esas fortalezas y aprovechar esas oportunidades y disminuir o atenuar esas debilidades y amenazas. Para ello, se fijan estrategias, objetivos, metas y se asignan recursos, dentro de un programa de acciones para hacerle seguimiento. Pensemos ahora que Venezuela es la empresa mas grande que tiene el país. ¿Ustedes ven lógico,observando a Venezuela como una empresa privada, que para que nos dirija un presidente salgamos a la calle a buscarlo, teniendo esa persona el total desconocimiento de la empresa, de su personal y de su concepto empresarial?. ¿Ustedes ven lógico que la empresa mas grande del país dependa de este personaje y que ese personaje centralice tanto poder, que puede manejar a la empresa a su entero antojo, y que, adicionalmente, dentro de esa empresa no exista continuidad de su personal ni el concepto de crecimiento profesional del mismo?. ¿Es lógico que esta empresa tan importante que tiene que ver con todo el desempeño de su entorno, sean estos: gobiernos regionales, organismos públicos, empresas públicas y privadas, pueda estar siempre a la deriva y con vientos que cambian a cada rato y con cada gobierno?. ¿Usted lógico que los gobiernos nacionales, regionales y locales dependan de los candidatos que pongan los partidos, los poderes económicos, y ,menos, que esos funcionarios, una vez electos, se conviertan en unos defensores de sus lineamientos partidistas y no del país?. Esta empresa nacional llamada Venezuela necesita ser manejada como una empresa privada. Basta ya de oportunismos y de intereses personales y de los partidos o de los hombres. Basta ya de presidentes mágicos o dioses de la presidencia. Aquí de verdad hace falta un gobierno de todos, de muchos, y con gente que se les califique antes de optar a un cargo público, así como tienen que hacer aquellas personas que estudian y muestran su experiencia para poder optar a un cargo en la empresa. Y después a esa persona se le evalúa su gestión, su compromiso con la empresa, sus aportes, su honestidad, su voluntad de trabajo. !Mas nada!, como diría el otro...